[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Epilepsia rolándica benigna

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es la epilepsia rolándica benigna infantil? 

Los niños con epilepsia rolándica benigna tienen crisis epilépticas que implican convulsiones, sacudidas, entumecimiento u hormigueo en la cara o en la lengua.

Tienden a ocurrir por la mañana o justo antes de acostarse por la noche. También ocurren durante el sueño. Los niños casi siempre dejan de tener estas crisis cuando alcanzan los 10 años de edad. 

Algunos niños con epilepsia rolándica benigna infantil tienen problemas de aprendizaje.

¿Qué ocurre durante las crisis de la epilepsia rolándica benigna?

Las crisis en la epilepsia rolándica benigna son crisis focales. Esto significa que solo afectan a un lado del cerebro cada vez. Pero pueden ir cambiando de un lado a otro.

Las crisis suelen durar menos de dos minutos. Durante una crisis, el niño puede tener:

  • contorsiones faciales
  • entumecimientos y hormigueo en cara o lengua
  • babeo
  • problemas para hablar
  • si el niño está despierto, conciencia plena durante la crisis

A veces, una crisis puede evolucionar a una crisis tónico-clónica generalizada en la que se sacude el cuerpo entero, con movimientos enérgicos y contundentes.

¿Cuál es la causa de la epilepsia rolándica benigna? 

Los médicos no saben cuál es la causa de la epilepsia rolándica benigna. Algunos niños con esta afección pueden tener un pariente con epilepsia. Hace poco, se han descubierto varias mutaciones genéticas en las familias afectadas por este tipo de epilepsia.

¿Cómo se diagnostica una epilepsia rolándica benigna? 

Si un niño tiene un ataque o crisis, los médicos buscarán su causa. Los niños que han tenido una crisis deben ver a un neurólogo pediátrico (un médico que trata problemas en el cerebro, la columna vertebral y los problemas que afectan al sistema nervioso). Entre las pruebas que se les pueden hacer, se incluyen las siguientes:

  • Un EEG (electroencefalograma) para ver las ondas cerebrales y la actividad eléctrica cerebral. 
  • Un V-EEG, o video-electroencefalograma (un EEG provisto de grabación de vídeo) 
  • Una resonancia magnética cerebral (RM) para obtener imágenes detalladas del cerebro. 

¿Cómo se trata la epilepsia rolándica benigna?

No todos los niños con epilepsia rolándica benigna necesitan recibir tratamiento. Muchos neurólogos pediátricos utilizan una dosis baja de un medicamento para tratarla. El neurólogo hará una grabación de VEEG cuando el niño cumpla unos 10 años para saber si las crisis ya han desaparecido. Si ya se han detenido, el niño podrá dejar de medicarse. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo toma medicamentos, asegúrese de administrarle la dosis exacta que le hayan recetado. Así mismo, ayude también a su hijo a evitar los desencadenantes de las crisis, como la falta de sueño, las luces parpadeantes o los medicamentos antihistamínicos (como el Benadryl).

Algunos niños con epilepsia rolándica benigna tienen problemas de comportamiento o de aprendizaje durante los años en que presentan ataques o crisis. Aunque este tipo de problemas suele remitir cuando el niño deja de tener crisis pida ayuda lo antes posible a especialistas para que su hijo pueda rendir académicamente y encontrarse bien desde el punto de vista emocional.

Durante una crisis típica de la epilepsia rolándica benigna no es necesario llevar a cabo ningún tipo de cuidado especial. Pero, puesto que las crisis propias de la epilepsia rolándica benigna pueden llevar a crisis tónico-clónicas, asegúrese de que usted y otros adultos o personas que cuidan de su hijo (parientes, cuidadores, profesores, entrenadores, etc.) saben cómo actuar en esos casos.

¿Qué más debería saber?

Si su hijo tiene epilepsia, tranquilícelo explicándole que no está solo. El médico de su hijo y el equipo médico que lo atiende pueden responder a sus preguntas y darle apoyo. También pueden recomendarle un grupo de apoyo en su localidad. Las organizaciones en línea también pueden ayudar, como las siguientes:

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: Febrero de 2021