[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Síndrome metabólico

Revisado por: Chijioke Ikomi, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico es un conjunto de problemas que exponen a algunos adolescentes al riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2 cuando se conviertan en adultos. Estos problemas son: 

  • cantidad excesiva de grasa abdominal (cintura muy ancha)
  • tensión arterial elevada (hipertensión)  
  • triglicéridos altos
  • bajo colesterol de alta densidad (HDL, "el colesterol bueno") 
  • azúcar en sangre elevado 

Las probabilidades de desarrollar estos problemas aumentan en las personas con sobrepeso.

Causas del síndrome metabólico

El sobrepeso es la principal causa de que las personas desarrollen un síndrome metabólico. Tener sobrepeso u obesidad causa resistencia a la insulina.  Normalmente, la insulina ayuda a que la glucosa entre en las células del cuerpo. La resistencia a la insulina ocurre cuando el cuerpo no responde bien a la insulina, haciendo más difícil que la glucosa entre en las células. La resistencia a la insulina y la inflamación se añaden a los problemas asociados al síndrome metabólico.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del síndrome de metabólico? 

Los adolescentes con síndrome metabólico pueden tener:

  • un alto índice de masa corporal (IMC) y una cintura muy ancha 
  • los resultados de los análisis de sangre muestran triglicéridos altos, HDL bajo, o azúcar en sangre alto en ayunas. 
  • acantosis pigmentaria (o acantosis nigricans).  Este oscurecimiento de la piel en pliegues y arrugas, como en el cuello y las axilas, es un signo de resistencia a la insulina. 

Otros problemas médicos asociados al síndrome metabólico y a la obesidad son los siguientes: 

¿Quién puede desarrollar un síndrome metabólico? 

Algunos adolescentes de peso normal pueden tener hipertensión arterial (tensión arterial alta), diabetes y enfermedades cardíacas. Pero la mayoría de los adolescentes con síndrome metabólico tienen sobrepeso. Conforme aumenta la obesidad, el síndrome metabólico se vuelve más probable.  

La obesidad y los problemas asociados al síndrome metabólico se tienden a dar por familias. Otras cosas que exponen a las personas a desarrollar un síndrome metabólico son las siguientes:

¿Cómo se diagnostica el síndrome metabólico? 

Saber si tienes un síndrome metabólico te puede ayudar a tomar pasos para prevenir enfermedades de cara al futuro. 

Los médicos pueden sospechar un síndrome metabólico si un adolescente con sobrepeso u obesidad tiene acantosis pigmentaria y/o antecedentes familiares de diabetes o enfermedades cardíacas. Los médicos pueden:   

  • calcular su índice de masa corporal (IMC) y medirle la cintura. 
  • tomarle la tensión arterial 
  • mandarle análisis de sangre 

Puesto que el síndrome metabólico y la obesidad tienden a ir mano a mano, los médicos pueden pedir más pruebas para estudiar otros problemas de salud relacionados con el exceso de peso, como el hígado graso, el síndrome de ovario poliquístico y la apnea. 

¿Cómo se trata el síndrome metabólico?

Lo bueno es que puedes hacer muchas cosas para ayudar a prevenir los problemas de salud a los que puede conducir el síndrome metabólico. 

La mejor manera de cuidar de tu salud consiste en hacer algunos cambios en tu estilo de vida. Estos son los principales cambios que debes hacer:

  • Reduce el peso que te sobra. Si tienes sobrepeso, hasta una pérdida moderada de peso te puede aportar grandes beneficios para la tensión arterial, la concentración de lípidos en sangre y la capacidad de tu cuerpo de usar la insulina. 
  • Deja de estar sentado y empieza a moverte. Incluso una caminata de solo 30 minutos todos los días puede mejorar enormemente la manera en que funciona la insulina en tu cuerpo, así como ayudar a mejorar la tensión arterial y la concentración de lípidos en sangre. 
  • Come sabiendo qué es bueno para tu salud. Piensa en la comida como en un combustible y haz un esfuerzo por incluir los alimentos adecuados en tu dieta. Escoge hidratos de carbono complejos en lugar de hidratos de carbono simples (pan integral en vez de pan blanco, arroz integral en vez de arroz blanco). Ingiere más fibra, comiendo más frijoles, más fruta y más verdura. Escoge más alimentos con grasas "saludables", como el aceite de oliva y los frutos secos, y evita las calorías vacías de los refrescos y los dulces. 
  • No fumes. Si fumas, deja de fumar. Esto era de esperar, porque fumar es lo peor que les puedes hacer a tu corazón y a tus pulmones. 

Cuando los cambios en el estilo de vida no bastan, los adolescentes pueden necesitar tratarse los problemas médicos, como la hipertensión. Los médicos pueden recomendar una cirugía para perder peso a aquellos adolescentes con síndrome metabólico y obesidad grave que no respondan positivamente a los cambios en el estilo de vida. 

Tal vez te resulte difícil hacer cambios en tu estilo de vida cuando llegar a los treinta o cuarenta años de edad te parece algo muy lejano. Pero piensa en cómo quieres que sea tu vida cuando llegues a esa edad. Tal vez te imagines con una familia, amigos, un hogar, una carrera profesional y pasando buenos ratos. Pero los efectos diarios de vivir con una diabetes o una enfermedad cardíaca pueden hacer que esos sueños te resulten inalcanzables. Por lo tanto, haz lo que puedas hacer ahora para evitar que esos problemas te aparezcan más adelante. 

Revisado por: Chijioke Ikomi, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2019