[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Seguridad al manipular productos de pirotecnia

  • Listen
      mp3

Productos de pirotecnia: Manipúlalos con cuidado

La seguridad relacionada con los productos de pirotecnia empieza antes de que se vendan al consumidor: empieza en su fabricación, que debe seguir unos estrictos controles de calidad. De todos modos, esto no significa que tengamos la garantía de que todos los productos de pirotecnia sean seguros. Las cosas pueden salir mal al usar productos de pirotecnia, exactamente igual que con cualquier otro producto, y la mayoría de las veces esto ocurre porque los productos de pirotecnia no se manipulan con suficiente cuidado. Por eso, estos productos llevan tantos avisos en sus embalajes. 

Cada año, miles de estadounidenses tienen que ir a servicios de urgencias hospitalarias debido a las lesiones provocadas por los productos de pirotecnia, incluyendo los cohetes, las bengalas y los petardos. 

Las lesiones más frecuentes relacionadas con la pirotecnia afectan a las manos, los dedos, los ojos, la cabeza y la cara. Algunas de esas lesiones son graves, generando problemas de salud irreversibles, como amputaciones de dedos o de extremidades enteras y pérdidas de la visión

Entonces, ¿qué puedes hacer para disfrutar de las celebraciones veraniegas y mantenerte seguro? Ir a exposiciones públicas de fuegos artificiales es el mejor enfoque. No solo son mejores y más impresionantes (el gobierno federal de Estados Unidos prohíbe la venta de productos de pirotecnia de grandes dimensiones a particulares), sino que muchos estados tienen leyes que no permiten que la gente compre fuegos artificiales. Antes de adquirir productos de pirotecnia, averigua cuáles son las leyes que rigen su uso en tu estado. La Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC por sus siglas en inglés) proporciona más información sobre las leyes federales y estatales en su sitio web. 

Consejos a recordar

Si vives en un estado donde está permitido usar productos de pirotecnia y estás planificando una celebración, sigue estos consejos de seguridad para protegerte a ti mismo y a otros asistentes: 

  • Adquiere productos de pirotecnia listos para usar, en vez de hacértelos tú mismo.
  • Asegúrate de que siempre está presente un adulto. 
  • No permitas que los niños usen productos de pirotecnia, ni siquiera bengalas. 
  • Compra solo productos de pirotecnia legales, que dispongan de etiquetas provistas de instrucciones sobre su uso. Si los productos que has adquirido carecen de instrucciones, lo más probable es que sean ilegales. 
  • Elige productos de pirotecnia que sean adecuados para el área donde piensas usarlos. Por ejemplo, evita usar cohetes o productos de pirotecnia aéreos en tu patio trasero o en calles ajetreadas. Elige los fuegos artificiales tipo fuente. 
  • Sigue las instrucciones de uso al pie de la letra. 
  • Usa todos los productos de pirotecnia en exteriores y con un cubo lleno de agua o una manguera cerca. Guarda todos los productos de pirotecnia alejados de hojas secas u otros materiales que podrían prenderse con facilidad. 
  • Enciende un producto de pirotecnia cada vez. Mantén el producto de pirotecnia que estés encendiendo bien alejado de los demás productos de pirotecnia. 
  • Dirige todos los productos de pirotecnia que enciendas lejos de la gente. Cuando enciendas productos de pirotecnia, lleva un protector ocular y no te inclines sobre él. 
  • Si parece que un producto de pirotecnia no funciona, no te acerques a él para tratar de volverlo a encender. Mantente bien alejado de él durante un buen rato. Si puedes llegar a él usando una manguera o un cubo sin tenerte que acercar demasiado, apágalo usando agua. 
  • Hunde todos los productos de pirotecnia en el agua de un cubo antes de deshacerte de ellos. 
  • Guarda los productos de pirotecnia en un lugar fresco y seco. 
  • Si alguien se lesionara un ojo con un producto de pirotecnia, no se deberá frotar ni tratar de lavar el ojo a fin de eliminar el producto. Llama al teléfono de emergencias (911) o vayan al servicio de urgencias médicas más cercano. Esta manera de actuar podría significar salvar la vista de una persona frente una ceguera permanente.