[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Cirugía para perder peso

Revisado por: Kirk W. Reichard, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es la cirugía para perder peso?

A veces, tener sobrepeso puede causar problemas de salud graves. Las personas que pesan 100 libras (45 kg) o más que su peso ideal tienen más probabilidades de desarrollar problemas médicos. Estos problemas incluyen la diabetes, las enfermedades del corazón, la apnea del sueño, las enfermedades hepáticas y los problemas en las articulaciones

La cirugía para perder peso (también llamada cirugía bariátrica) puede ayudar a las personas con mucho sobrepeso que han intentado perder peso sin éxito y que deben afrontar graves problemas médicos. Pero no se trata de una solución rápida. Se debe trabajar duro antes y después de operarse. 

Los dos tipos principales de cirugía para perder peso en los adolescentes son la cirugía de manga gástrica y la cirugía de bypass gástrico.

¿Qué es la cirugía de manga gástrica?

La manga gástrica (también llamada gastrectomía en manga) es el procedimiento quirúrgico más común que se usa para perder peso. En esta operación, el cirujano extrae parte del estómago y forma un tubo o "manga" con el resto del estómago. El nuevo estómago en forma de plátano es mucho más pequeño que el estómago original.

Después de la operación, la persona comerá menos cantidad de alimentos, se sentirá más satisfecha que antes y tendrá menos hambre.  La parte del estómago que se extrae en esta operación fabricaba unas hormonas que aumentaban el apetito, lo que ayudará a controlar la insulina. Por lo tanto, el apetito de la persona disminuirá y su resistencia a la insulina mejorará después de someterse a una cirugía de manga gástrica. 

El procedimiento de la manga gástrica es irreversible.

¿Qué es la cirugía de bypass gástrico?

En un bypass gástrico (que también recibe el nombre de "bypass gástrico en Y de Roux"), un cirujano crea un pequeño saco en la parte superior del estómago. Este saco se transforma en el nuevo estómago. Luego, los cirujanos conectan el saco a la parte media del intestino delgado, saltándose la parte superior del intestino delgado. 

Después de la operación, el saco estomacal puede contener mucha menos comida que un estómago de tamaño normal. La persona comerá menos cantidad de alimentos, se sentirá más satisfecha que antes y tendrá menos hambre. Y, puesto que el intestino delgado será más corto, absorberá menos calorías y menos nutrientes. 

Las personas con bypass gástrico suelen perder más peso que las que tienen una manga gástrica, pero también pueden tener más problemas. El procedimiento de bypass gástrico es irreversible.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para perder peso?

Al igual que cualquier otro tipo de cirugía, una cirugía para perder peso viene con sus propios riesgos. 

  • Las personas que se han sometido a una cirugía para perder peso pueden tener dolor después de comer. Pueden vomitar, tener diarrea o acidez (reflujo ácido) después de comer; sobre todo si comen demasiado o demasiado deprisa. 
  • Después de la operación, las personas se deben acostumbrar a comer cantidades muy reducidas.  Necesitan masticar más los alimentos y espaciar las comidas a lo largo del día. Si no lo hacen, se podrían encontrar mal. Hasta pueden empezar a ganar peso de nuevo. 
  • Los alimentos pueden avanzar demasiado deprisa por el estómago y los intestinos después de someterse a una cirugía para perder peso (sobre todo en el bypass gástrico). Los médicos le dan a esto el nombre de "síndrome de evacuación gástrica rápida", "síndrome postgastrectomía" o "síndrome dumping". Puede provocar náuseas, debilidad, sudoración, retortijones y diarrea. Comer alimentos con un contenido elevado de azúcar o grasas puede empeorar este síndrome. Los pacientes necesitan tener mucho cuidado con lo que comen mientras sus cuerpos se acostumbran al nuevo modo de digerir los alimentos. 
  • Las personas que se han sometido a una cirugía para perder peso pueden no recibir toda la nutrición que necesitan. Uno de los motivos es que estén comiendo menos. Además, cuando los alimentos no recorren todo el sistema digestivo, el cuerpo no puede absorber tantos minerales y vitaminas. Después de la operación, la mayoría de las personas toman suplementos de vitaminas y minerales. 

En casos excepcionales, algunas personas tienen problemas graves después de someterse a una cirugía para perder peso, como los siguientes:

  • hemorragias
  • reacción negativa a la anestesia
  • infección cerca de los cortes que se hicieron para la cirugía
  • pérdidas de contenido gástrico o intestinal, que pueden provocar infecciones en la zona que hay alrededor del estómago y otros órganos
  • un coágulo de sangre en las piernas o los pulmones
  • obstrucción intestinal
  • reflujo gastroesofágico
  • nueva ganancia de peso

Los problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad, son un motivo de preocupación tanto antes como después de la operación. La mayoría de las personas se sienten mejor consigo mismas después de someterse a este tipo de cirugía, pero algunas pueden seguir teniendo problemas. Los adolescentes a quienes les ocurra esto deben acudir a un profesional de la salud mental y pedir ayuda si se sienten agobiados y tristes o tienen otros problemas emocionales. 

¿Qué más debería saber?

La cirugía para perder peso no es una solución mágica. Pero el duro trabajo que supone puede valer la pena para aquellas personas con mucho sobrepeso y con problemas de salud graves debido al exceso de peso. 

Si te preocupa tu peso o estás pensando en someterte a una operación para perder peso, habla con tu médico. 

Revisado por: Kirk W. Reichard, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2019