[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Diabetes tipo 1: ¿Qué es?

  • Listen
      mp3

Si a su hijo le diagnosticaron diabetes tipo 1, es muy probable que usted tenga preguntas. A continuación encontrará los aspectos fundamentales de esta enfermedad. 

¿Qué es la diabetes tipo 1? 

Las personas con diabetes tipo 1 no pueden usar la glucosa (el principal tipo de azúcar del organismo) como fuente de energía. Esto se debe a que el cuerpo ha dejado de producir una hormona llamada "insulina". Normalmente, después de comer, la cantidad de glucosa en la sangre (azúcar en sangre) se eleva. Cuando esto ocurre, el páncreas envía insulina a la sangre. La insulina funciona como una llave que abre las puertas de las células del cuerpo para permitir la entrada de la glucosa, que es lo que les otorga a las células la energía necesaria.

En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina. Sin insulina, la glucosa no puede entrar en las células. Permanece en la sangre y esto hace que el nivel de azúcar en sangre sea elevado. El exceso de azúcar en sangre no es saludable y puede generar problemas. Algunos problemas ocurren rápidamente y es necesario un tratamiento inmediato, mientras que otros se desarrollan a lo largo del tiempo y aparecen más tarde en la vida.

¿Qué ocurre en la diabetes tipo 1?

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye las células del páncreas que producen insulina. Entonces el cuerpo ya no puede producir insulina.

Esto es diferente de lo que ocurre en la diabetes tipo 2, en la que el cuerpo continúa produciendo insulina, pero esta no funciona como debiera.

¿Por qué algunas personas tienen diabetes tipo 1?

Nadie sabe con certeza por qué algunas personas tienen diabetes tipo 1. Los médicos y científicos creen que los genes de una persona hacen que sea más probable desarrollar la enfermedad. Pero, seguramente, el hecho de tener los genes de la diabetes no sea suficiente. Es probable que deba ocurrir algo más. Los científicos están estudiando si otros factores (como algunas infecciones virales, el peso de la persona al nacer o la dieta) pueden hacer que una persona que ya tiene los genes de la diabetes tipo 1 tenga más probabilidades de desarrollarla.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir y puede aparecer en personas de cualquier edad.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la diabetes 1? 

La diabetes tipo 1 puede aparecer a lo largo del tiempo o repentinamente. En algunos casos, los niños no tienen síntomas de diabetes y la afección se descubre al hacer análisis de sangre o de orina por otros motivos. Si un niño tiene síntomas, tal vez:

  • necesite orinar mucho
  • comience a mojar la cama después de haber aprendido a no hacerlo
  • tenga más sed y beba más líquidos de lo habitual
  • esté cansado muy a menudo
  • pierda peso

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 1?

Los médicos recurren a un análisis de sangre para medir la cantidad de azúcar (glucosa) en sangre. Si el nivel de azúcar es alto, demuestra que el niño tiene diabetes. Después, el médico hará más análisis de sangre para determinar el tipo de diabetes. 

Los niños con diabetes tipo 1 suelen visitar a un endocrinólogo pediátrico. Este tipo de médico detecta y trata problemas que afectan a las hormonas, como la diabetes.

Qué pasa en la diabetes?

¿Cómo se trata la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 requiere un tratamiento de por vida porque aún no existe una cura. Para tratar la diabetes tipo 1, los médicos utilizan un plan de atención de la diabetes. Este plan les indica a usted y a su hijo qué deben hacer todos los días para ayudar a mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de un rango saludable.

El plan de atención de la diabetes es personalizado para cada niño. Pero todos los planes tienen 4 elementos básicos:

  • recibir insulina (con una inyección o una bomba de insulina)
  • comer una dieta equilibrada y saludable, que incluya el recuento de hidratos de carbono
  • medir la concentración de azúcar en sangre al menos 4 veces al día
  • hacer actividad física con regularidad

Seguir el plan de atención de la diabetes ayuda a los niños a mantenerse sanos, ahora y en el futuro.

¿Qué problemas pueden ocurrir en la diabetes tipo 1?

Si el nivel de azúcar en sangre no es el adecuado, el niño puede presentar lo siguiente:

  • hiperglucemia: esto ocurre cuando el nivel de azúcar en sangre es demasiado alto. Los niños con hiperglucemia pueden estar sumamente sedientos, orinar más de lo habitual y bajar de peso. El nivel elevado de azúcar en sangre se puede tratar. Sin tratamiento, los niños pueden desarrollar problemas de salud cuando son más grandes.
  • cetoacidosis diabética (CAD): esta afección grave se debe tratar de forma inmediata. Cuando no tiene suficiente insulina para permitir que la glucosa entre en las células, el cuerpo comienza a descomponer la grasa en lugar del azúcar. Los síntomas de la cetoacidosis diabética incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal, respiración rápida y, en casos graves, pérdida de la conciencia.
  • hipoglucemia: ocurre cuando el nivel de azúcar es muy bajo y a veces puede aparecer cuando se trata a las personas con diabetes. Entre los síntomas, se encuentran los siguientes: dolor de cabeza, debilidad, temblor, ansiedad y sudoración.
  • problemas de desarrollo y de crecimiento: algunos niños tal vez crezcan más lento que sus pares o comiencen la pubertad (cuando los niños empiezan a transformarse en adultos) más tarde de lo habitual.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Este es el mejor momento para ayudar a su hijo a incorporar hábitos saludables para su vida. He aquí cómo:

  • Involúcrese en el cuidado diario. Ayude a su hijo a poner en práctica el plan de atención todos los días. Al principio, tienen muchas cosas para aprender: desde contar hidratos de carbono, hasta calcular las dosis insulina y administrar las inyecciones. Comparta las responsabilidades con su hijo. Con el tiempo, el niño podrá asumir más responsabilidades. Acuda al equipo de atención de su hijo si tiene preguntas sobre el plan de atención o el cuidado diario.
  • Aprenda cuanto pueda sobre la diabetes. Cuanto más sepa acerca de la diabetes tipo 1, más confiado se sentirá al ayudar a su hijo a controlarla todos los días. Y una comprensión profunda de la diabetes le permitirá actuar en defensa de su hijo. Puede compartir sus conocimientos con personas que son importantes en la vida de su hijo, como los abuelos, los maestros, los entrenadores y los cuidadores. Si lo hace, creará una comunidad de apoyo para su hijo.
  • Anime a su hijo. Adaptarse a las nuevas responsabilidades que implica la diabetes tipo 1 puede llevar un tiempo. Recuérdele a su hijo que muchos niños de su edad tienen diabetes tipo 1 y siguen un plan de atención similar. Si su hijo está preocupado porque cree que usted no está seguro de cómo manejar la enfermedad, consulte al equipo de atención. Ellos se pondrán en contacto con usted y le indicarán los recursos adecuados.

Tener un hijo con diabetes tipo 1 puede parecer agobiante algunas veces, pero usted no está solo. Si tiene alguna pregunta o un problema, recurra al equipo de atención de la diabetes de su hijo; ellos podrán ayudarlo con todo tipo de problemas y orientarán a su familia a lo largo de este camino.

También puedes obtener más información sobre la diabetes tipo 1 en línea:

Fecha de revisión: septiembre de 2021