[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Ecografía: Renal (riñones, uréteres y vejiga)

  • Listen
      mp3

Qué es

La ecografía renal (de riñón) es una prueba segura e indolora, donde se utilizan ondas sonoras para crear imágenes de los riñones, los uréteres y la vejiga. 

Los riñones son un par de órganos en forma de alubia ubicados en la parte posterior de la cavidad abdominal, justo por encima de la cintura. Eliminan las sustancias de desecho de la sangre y fabrican la orina.  Los uréteres son unos tubos estrechos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga.

Durante la exploración, el ecógrafo envía ondas sonoras al área renal, y se van registrando imágenes en una computadora.  Las imágenes en blanco y negro muestran las estructuras internas de los riñones y de los órganos adyacentes. 

Por qué se hace

Los médicos mandan ecografías renales cuando están preocupados por posibles problemas renales o de la vejiga. Las ecografías renales pueden mostrar:

  • el tamaño de los riñones 
  • signos de lesiones en los riñones
  • anomalías presentes desde el nacimiento 
  • presencia de obstrucciones o de piedras en los riñones (o cálculos renales) 
  • complicaciones de infecciones de orina
  • quistes o tumores 

Preparación

Por lo general, no hace falta hacer nada especial para prepararse para una ecografía renal, aunque es posible que el médico le pida a su hijo que no coma ni beba nada durante varias horas antes de la prueba. A veces, en una ecografía renal se pide al paciente que tenga la vejiga llena; en esos casos, el médico les dará instrucciones específicas sobre qué hacer. 

Antes de iniciar la prueba, usted deberá informar al técnico sobre los medicamentos que esté tomando su hijo.

Procedimiento

Las ecografías renales se hacen en el departamento de radiología de un hospital o en un centro de radiología. Se suele permitir que los padres acompañen a sus hijos para tranquilizarlos y brindarles apoyo. A su hijo le pedirán que se ponga una bata de tela y que se acueste en una mesa. La sala suele estar a oscuras para que se puedan ver las imágenes con claridad en la pantalla de la computadora.

Un técnico (ecografista) formado en la obtención de imágenes por ecografía extenderá un gel tibio y transparente sobre el abdomen de su hijo, en concreto, sobre el área renal. Este gel ayuda a la transmisión de las ondas sonoras. El técnico desplazará una pequeña vara (transductor) sobre el gel. El transductor emite ondas sonoras de alta frecuencia, y una computadora mide cómo rebotan las ondas sonoras desde cuerpo del niño. La computadora transforma esas ondas sonoras en imágenes a analizar.

A veces, entrará un médico al final de la prueba para conocer al niño y tomar algunas imágenes más. Este procedimiento suele durar menos de 30 minutos.

Qué esperar

La ecografía renal es indolora. Es posible que su hijo note una ligera presión en el abdomen mientras el médico desplaza el transductor sobre él. Pida a su hijo que se acueste y que se quede bien quieto durante el procedimiento, para que las ondas sonoras pueden alcanzar el área renal eficazmente. Es posible que el técnico le pida que cambie de posición mientras esté acostado o que sostenga la respiración durante breves momentos. 

Los bebés pueden llorar en la sala de ecografías, sobre todo si notan que los mantienen sujetos, pero los llantos no interfieren en los resultados de la prueba. 

Obtención de los resultados

Un radiólogo (un médico especialmente formado en la lectura e interpretación de imágenes radiológicas y ecográficas) interpretará los resultados de la ecografía y facilitará esa información al médico de su hijo. Usted y su médico revisarán los resultados de la ecografía. Si los resultados de la prueba parecen no ser normales, es posible que el médico pida más pruebas. 

Si se trata de una emergencia, los resultados de la ecografía están disponibles en un período de tiempo breve. De lo contrario, los resultados suelen estar listos al cabo de 1 o 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente a la familia o al paciente en el momento de la prueba.

Riesgos

La ecografía renal no se asocia a ningún riesgo. A diferencia de las radiografías, esta prueba no implica el uso de radiaciones.

Cómo ayudar a su hijo

Algunos niños pequeños se pueden asustar al ver el aparato que se usa para hacer ecografías. Si le explica a su hijo, en palabras sencillas, cómo se lleva a cabo una ecografía renal y por qué se la están haciendo, esas explicaciones le pueden ayudar a mitigar sus temores. Le puede explicar a su hijo que el aparato tomará imágenes de sus riñones. 

Anime a su hijo a hacerle preguntas al técnico e indíquele que trate de relajarse durante el procedimiento, ya que unos músculos tensos pueden interferir en la obtención de unos resultados precisos. 

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas sobre la ecografía renal, hable con el médico de su hijo. También puede hablar con el técnico antes de la prueba.