[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Abortos naturales

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es un aborto natural?

Un aborto natural (o espontáneo) es la interrupción natural de un embarazo (se trata de perder un embrión o un feto antes de que esté lo bastante desarrollado como para sobrevivir). A veces, los abortos ocurren antes de que una mujer sepa que estaba embarazada.  Lamentablemente, los abortos son bastante frecuentes. 

Suelen ocurrir en los primeros 3 meses de embarazo, es decir, antes de la duodécima semana de gestación. Una cantidad muy reducida de embarazos que no llegan a término se llaman "parto de feto muerto" o "mortinato" y ocurren a partir de la vigésima semana de gestación. 

¿Qué ocurre durante un aborto natural?

Lo que suele ocurrir es que la mujer tiene un fuerte sangrado menstrual, pero no se da cuenta de que se trata de un aborto porque no sabía que estaba embarazada.

 Algunas mujeres tienen dolores menstruales, manchan la ropa interior, tienen una fuerte hemorragia, dolor abdominal, dolor pélvico, debilidad y/o dolor de espalda. El hecho de manchar de sangre la ropa interior no siempre significa que se trata de un aborto. Hay muchas mujeres embarazadas que tienen pérdidas al principio del embarazo y acaban dando a luz a bebés sanos. Pero, para estar segura, si tiene pérdidas o cualquier otro síntoma en cualquier momento del embarazo, informe a su médico.  

¿Qué es un "parto de feto muerto" o mortinato?

Muchos expertos definen los mortinatos como la muerte de un feto a partir de la vigésima (20) semana de gestación. Pueden ocurrir antes del parto o durante el mismo. También se le puede llamar muerte fetal intrauterina o muerte antenatal. 

Se conocen algunos factores de riesgo para tener un mortinato, como fumar, la obesidad, tener problemas con la placenta, que el embarazo dure más de 42 semanas y algunas infecciones.  Pero se desconoce la causa de muchos mortinatos. 

El signo más frecuente del mortinato es la reducción de los movimientos del bebé dentro del vientre materno. Si percibe que su bebé se mueve menos de lo habitual, llame a su médico de inmediato. Su médico le podrá hacer una ecografía para evaluar la frecuencia cardíaca del feto o, más adelante en el embarazo, le podrán hacer una prueba no estresante, donde se valúa la frecuencia cardíaca fetal. Esto supone acostarse boca arriba con monitores electrónicos sobre el abdomen. Los monitores registran la frecuencia cardíaca y los movimientos del feto, sí como las contracciones uterinas. 

¿Por qué ocurren los abortos naturales? 

La causa más frecuente de la interrupción natural de un embarazo es que haya un problema en los cromosomas que haría imposible que el feto se desarrollara con normalidad. 

Otras cosas que pueden desempeñar un papel en los abortos son las siguientes: 

  • concentraciones hormonales altas o bajas en la madre, como una hormona tiroidea demasiado alta o demasiado baja 
  • una diabetes mal controlada en la madre 
  • exposición a riesgos ambientales o laborales, como las radiaciones y las sustancias tóxicas 
  • algunas infecciones
  • anomalías uterinas 
  • cérvix o cuello del útero incompetente, que consiste en que el cuello del útero se empieza a abrir (o dilatar) y a bajar de grosor antes de que el embarazo haya llegado a término. 
  • toma de algunos medicamentos por parte de la madre, como el medicamento para el acné Accutane

Los abortos también son más probables en mujeres que: 

  • fuman, porque la nicotina y otras sustancias químicas del torrente sanguíneo de la madre pueden hacer que le llegue menos oxígeno al feto. 
  • beben alcohol y/o usan drogas ilegales. 

¿Qué ocurre después de un aborto natural?

Si una mujer tiene un aborto natural, el médico le hará una exploración vaginal y una ecografía para confirmar el aborto. Si el útero no contiene tejido fetal o es muy pronto en el embarazo, lo más probable es que no sea necesario hacer ningún tipo de tratamiento. 

A veces, el útero seguirá conteniendo al feto u otros tejidos del embarazo. Y el médico los tendrá que extraer. Es posible que el médico recete un medicamento para ayudar a expulsar los tejidos o a dilatar el cuello del útero para poder hacer:

  • una dilatación y legrado, un raspado del revestimiento interior del útero 
  • una dilatación y extracción, una succión del contenido uterino para eliminar los tejidos fetales y placentarios

La mujer puede tener sangrado vaginal y dolores menstruales después de estos procedimientos. 

Si un bebé muere cuando el embarazo ya está muy avanzado, lo más probable es que su médico tenga que inducir o provocar el parto. Después del parto, el médico examinará al bebé y la placenta para averiguar la causa de la muerte si esta se desconoce. 

Las mujeres que hayan tenido varios abortos pueden querer que las evalúen para saber si tienen algún problema anatómico, genético, u hormonal que favorece los abortos. 

¿Se pueden prevenir los abortos naturales?

En la mayoría de los casos, los abortos no se pueden prevenir porque se deben a anomalías cromosómicas o a problemas en el desarrollo del feto.  De todos modos, hay algunas cosas, como fumar o beber alcohol, que exponen a la mujer a un riesgo más elevado de abortar. 

Unos buenos cuidados prenatales ayudan a madres y bebés a mantenerse sanos a lo largo del embarazo.  Si usted está embarazada:

  • Siga una dieta saludable, que contenga abundante ácido fólico y calcio.
  • Tome vitaminas prenatales cada día. 
  • Haga ejercicio físico con regularidad después de contar con el visto bueno del profesional de la salud que atiende su embarazo.
  • Mantenga un peso saludable.  Las mujeres embarazadas con sobrepeso o que están demasiado delgadas tienen más probabilidades abortar.
  • Evite las drogas y el alcohol.
  • Evite los embutidos, los fiambres y los quesos blandos no pasterizados, como el feta, así como otros alimentos que puedan trasmitir la listeriosis.
  • Limite el consumo de cafeína.
  • Si fuma, déjelo.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que toma. A menos que su médico le diga lo contrario, muchos medicamentos de venta con y sin receta médica se deben evitar durante el embarazo. 
  • Evite todas aquellas actividades que le podrían hacer recibir un golpe en el vientre. 
  • Asegúrese de que lleva su calendario vacunal actualizado. 
  • Conozca los antecedentes médicos y genéticos de su familia. 
  • Acuda a todas sus visitas prenatales y comente todo lo que le preocupe sobre su embarazo con su médico. 
  • Llame a su médico de inmediato si tiene fiebre; se encuentra mal; percibe que su bebé se está moviendo menos que de costumbre; mancha la ropa interior, tiene una hemorragia vaginal o dolores menstruales. 

Volverlo a intentar después de tener un aborto natural 

Si acaba de tener un aborto, dese un tiempo para hacer el duelo. La pérdida de un bebé durante el embarazo es como la pérdida de cualquier ser querido. Concédase tiempo para sanar emocional y físicamente.  Algunos profesionales de la salud recomiendan esperar un ciclo menstrual o más antes de volver a intentar quedarse embarazada otra vez. 

Otras cosas que le pueden ayudar a superar esta difícil situación son las siguientes:

  • Encuentre un grupo de apoyo. Pida información a su médico sobre grupos de apoyo de su localidad de mujeres que estén volviendo a intentar tener un bebé después de haber tenido un aborto natural. 
  • Busque relatos con final feliz.  Escuchar a otras mujeres que han tenido embarazos saludables y llegados a término después de tener un aborto puede ser una gran fuente de motivación. Es posible que su médico conozca a algunas de ellas para que hablen con usted. 

En embarazos futuros: 

  • Sea proactiva. Cuanto más informada esté sobre los distintos aspectos médicos del embarazo, mejor podrá comentar con su médico las distintas opciones de tratamiento y saber si todo está yendo bien. 
  • Esté pendiente de los movimientos de su bebé.  Si ya está lo bastante avanzada en el embarazo como para notar las pataditas de su bebé (lo que suele ocurrir entre las semanas 18 y 22 de gestación) lleve un registro de los movimientos de su bebé cada mañana y cada noche e informe a su médico sobre cualquier cambio o falta de movimiento. Si su bebé no se está moviendo, coma o beba algo azucarado y acuéstese sobre un costado. Debería notar un mínimo de 10 movimiento en un período de 2 horas. Si no los nota, llame a su médico de inmediato. 
  • Trate de no comparar.  No hay dos embarazos que sean exactamente iguales, o sea que trate de no buscar similitudes entre este embarazo y el anterior, en que acabó perdiendo a su bebé. 
  • Sea positiva. El hecho de visualizar un buen final la ayudará a mantenerse positiva. 
Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: octubre de 2020