[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Coronavirus (COVID-19): Cómo proteger a los bebés y los niños pequeños

  • Listen
      mp3

A medida que la pandemia del coronavirus (COVID-19) continúa, estamos aprendiendo más acerca del virus y cómo protegernos de él. Las medidas más importantes son las siguientes:

  • vacunarse en cuanto sea posible
  • hacer distanciamiento social (también llamado “distanciamiento físico”)
  • lavarse las manos a fondo y con frecuencia
  • en algunos casos, usar mascarillas (mayores de 2 años)

La mayoría de las infecciones por COVID-19 han ocurrido en adultos, pero los niños también pueden infectarse. En los niños, el virus a veces puede provocar una enfermedad leve y, con frecuencia, no causa ningún síntoma. Pero algunos bebés y niños se han enfermado mucho a causa del virus; en algunos casos, semanas después de haberse infectado. Los niños menores de 2 años no pueden usar mascarillas ni recibir la vacuna COVID-19. Por lo tanto, es importante protegerlos de otras formas.

¿Cómo ayuda el uso de máscaras?

El coronavirus se puede contagiar cuando la gente respira, habla, tose o estornuda. Esto es cierto incluso para las personas que se sienten bien y no presentan síntomas; aún pueden estar infectadas y no saberlo. Cuando alguien usa una mascarilla, evita que el virus llegue a otras personas (en caso de que esta persona esté infectada) y también la protege de contraer el virus de otras personas.

Usar mascarillas también protege a los niños menores de 2 años.

¿Por qué los bebés y niños pequeños no deben usar una mascarilla?

Los bebés y los niños menores de dos años no deben usar mascarillas por los siguientes motivos:

  • Tienen vías aéreas más pequeñas; por eso les cuesta más respirar a través de una mascarilla.
  • Si les cuesta respirar y no pueden decírselo a nadie ni quitarse la cubierta por sí mismos, podrían asfixiarse.
  • Algunas mascarillas de fabricación casera podrían tener partes con las que un bebé podría atragantarse, como cuerdas o elásticos.
  • Es probable que intenten quitarse la máscara, lo que hará que se toquen mucho la cara. Esto puede aumentar su riesgo de contraer y propagar el virus.

¿Cómo puedo proteger a mi bebé o niño pequeño de una infección por coronavirus?

Puede proteger a su pequeño evitando las grandes multitudes y manteniendo una distancia segura (al menos 6 pies) de otras personas cuando esté fuera de la casa.

Para ayudar a detener la propagación del virus:

  • Toda persona elegible para recibir la vacuna contra el COVID-19 debe hacerlo.
  • Evite a las personas enfermas.
  • Lávese las manos con frecuencia y de manera adecuada, y enséñeles a las demás personas de su hogar a hacer lo mismo. Esto es especialmente importante:
    • al volver a entrar en la casa después de estar afuera
    • antes de tocar a su hijo
    • antes de amamantar o preparar un biberón o alimentos
  • Limpie las superficies y los objetos que se tocan con mucha frecuencia (como picaportes, encimeras y teléfonos celulares).
  • Intente no tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Estornude o tosa en un pañuelo de papel o sobre el codo, nunca sobre las manos.
  • Si está enfermo, use una mascarilla cuando esté en su hogar. Trate de limitar el contacto con su hijo hasta que desaparezcan los síntomas.
  • Si saca a su hijo en un portabebés, puede colocar una manta sobre el portabebés mientras está cerca suyo. Asegúrese de que la manta no toque al bebé. Limpie el portabebé o el carrito de paseo cuando llegue a su casa.

¿Puedo llevar a mi hijo al consultorio médico para que le den vacunas y otros cuidados?

Sí. Los consultorios médicos han tomado medidas para mantener seguros a los pacientes. Entre estas medidas se incluyen las siguientes: hacer una limpieza profunda de manera regular, limitar la cantidad de personas en las salas de espera, hacer pruebas a las personas que entran en el edificio y obligar a usar mascarillas a todas las personas mayores de 2 años.

Cuando llame, pregúntele al personal qué están haciendo para mantener seguros a los pacientes para que usted pueda estar preparado. Por ejemplo, es posible que solo permitan la entrada de uno de los padres o cuidador para acompañar a su niño.

Manténgase en contacto con el médico de su hijo sobre los siguientes temas:

  • Vacunas y visitas de control. Tener las vacunas de los niños al día es clave para mantener sanos a su hijos. Pregunte de qué manera el profesional del cuidado de la salud está aplicando vacunas y realizando las visitas de control regulares. Algunos realizan las visitas de rutina a través de telesalud mientras que otros pueden posponer una visita en persona. En el caso de los recién nacidos o los niños con afecciones médicas complejas, tal vez deseen programar una visita en persona inmediatamente. Trabajarán junto con usted para responder a sus preguntas y asegurarse de que su hijo reciba todas las vacunas y los controles necesarios.
  • Visitas por enfermedad. Si cree que su hijo está enfermo, no espere para buscar atención. Llame al médico para pedirle consejos o instrucciones.

Llame al 911 de inmediato si su hijo tiene una emergencia médica. Entre los signos de una emergencia médica, se incluyen que un niño se ponga azul, que deje de respirar, que esté muy adormilado y le cueste mucho despertarlo, o que pierda la conciencia.

Fecha de revisión: octubre de 2021