[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Enema anterógrado continente

  • Listen
      mp3

¿Qué anterógrados es un enema anterógrado continente?

Un enema anterógrado continente (ACE, por sus siglas en inglés) es una forma diferente de poner un enema. Los enemas pueden ayudar a la gente a mover el vientre cuando tiene estreñimiento u otro problema para ir de cuerpo.

El tipo más frecuente de enema introduce líquido directamente dentro del recto, la última parte del intestino grueso, para ayudar a expulsar las heces. Es muy sencillo de aplicar y no implica hacer ningún tipo de cirugía. Pero, como en lugar de colocarse en el extremo inicial del intestino, se coloca en el final del intestino grueso (también conocido como "colon"), actúa en el sentido contrario a la manera en que se mueve nuestro vientre normalmente. Generalmente, las heces avanzan desde el principio del intestino grueso, pasan por el recto y salen del cuerpo a través del ano.

Un enema anterógrado (que "avanza hacia delante") continente empieza al principio del intestino grueso, de modo que las heces se mueven hacia el exterior del cuerpo en el sentido normal.

¿Por qué se hacen los enemas anterógrados continentes?

En los niños, los enemas anterógrados continentes pueden tratar la incontinencia fecal que ocurre debido a problemas de salud graves. La incontinencia fecal ocurre cuando un niño no puede controlar sus intestinos. Esto no solo se refiere a que un niño tenga accidentes relacionados con el control del esfínter fecal, ya que la mayoría de los niños con incontinencia fecal tienen estreñimiento grave.

En la mayoría de los casos, los médicos consideran hacer un enema anterógrado continente solo cuando la incontinencia fecal es grave y no ha respondido bien a otros tratamientos. En la mayoría de los niños se obtienen buenos resultados con la aplicación de tratamientos menos agresivos, como hacer cambios en la dieta, usar laxantes, supositorios y enemas tradicionales.

Un enema anterógrado continente ayuda a aquellos niños que se tienen que someter a un tratamiento de enemas durante largos períodos de tiempo. Les permite controlar sus enemas a través de un tubo que atraviesa la pared abdominal (vientre).

Los enemas anterógrados continentes suelen ser adecuados para niños con:

  • un estreñimiento muy grave que no se resuelve con laxantes ni otras formas de facilitar la expulsión de las heces
  • una afección que causa una grave incontinencia fecal, como:

Tipos de enemas anterógrados continentes

Los dos tipos de enema anterógrado continente que más se usan con los niños son los siguientes:

  • una apendicostomía (también llamada "procedimiento de Malone" o "MACE")
  • una cecostomía

¿Qué es una apendicostomía (procedimiento de Malone o MACE)?

Durante una apendicostomía, se crea un conducto que va desde el ombligo hasta el intestino grueso (colon).

Las apendicostomías se suelen llamar "enemas anterógrados continentes de Malone (MACE)" o Malones. En este procedimiento, un cirujano crea un orificio (una ostomía) en la piel del ombligo que se conecta con el apéndice y que conduce hasta el colon. 

El apéndice es un tubo pequeño, del tamaño de un dedo, que está unido al ciego. El ciego es la primera parte del colon. Una apendicostomía permite que el líquido del enema entre por ese orificio en vez de hacerlo por el recto.

¿Qué es una cecostomía?

En una cecostomía, un cirujano crea un orificio (una ostomía) en la piel del vientre que conecta directamente con el ciego, la primera parte del colon. 

El cirujano coloca un tubo en ese orificio, llamado "tubo de cecostomía", "tubo C" o "tubo Chait". El tubo de cecostomía permite que las heces drenen rápida y completamente hacia el exterior del intestino grueso. El líquido del enema va dentro de una bolsa y llega hasta la cecostomía a través del tubo. Desde el tubo de cecostomía, el líquido llega al ciego. Esto es lo que favorece el movimiento del vientre.

¿Cuáles son las ventajas del enema anterógrado continente?

Los padres suelen empezar a ayudar a sus hijos a usar el enema anterógrado continente en casa aproximadamente una semana después de que se someten a una cecostomía.

Cuando un niño tiene un enema anterógrado continente:

  • Un padre, tutor, cuidador, personal de la enfermería escolar o el mismo niño puede introducir el tubo dentro del enema anterógrado continente y dejar que el líquido del enema fluya hacia el colon.
  • El líquido del enema y las heces fluyen desde el principio del colón hasta el final y salen a través del ano, no a través del orificio hecho en el vientre.
  • El niño se sienta en el inodoro durante el enema, de modo que expulsa las heces con normalidad.

Un enema anterógrado eficaz tiene las siguientes ventajas:

  • evita hacer una colostomía (un orificio en la piel del vientre que conecta con el colon y que obliga a llevar una bolsa para las heces)
  • no necesita ninguna bolsa
  • se puede ocultar dentro del ombligo o tapar con una cubierta plana que se oculta bajo la ropa

¿Qué ocurre antes de un enema anterógrado continente?

Un equipo de especialistas, que incluye un cirujano pediátrico, suele tratar a niños con accidentes relacionados con la defecación o problemas para ir de cuerpo. Es muy importante trabajar con un cirujano con experiencia porque las pequeñas diferencias en la forma de realizar la operación pueden influir considerablemente el correcto funcionamiento de un enema anterógrado continente.

El cirujano pediátrico comentará con usted los riesgos y las ventajas de una apendicostomía, una cecostomía y otras opciones. Decidirán juntos qué es lo mejor según la edad de su hijo, las actividades que realiza y sus problemas de salud.

Usted tendrá que firmar un consentimiento (permiso). Con el equipo quirúrgico, hablarán sobre lo siguiente:

  • los medicamentos que le debe dar a su hijo y cuándo se los debe dar
  • a partir de qué momento debe dejar de comer su hijo antes de la operación
  • cómo limpiar el colon de su hijo antes del procedimiento (preparación del intestino), si es necesario
  • el tipo de anestesia que le pondrán a su hijo durante el procedimiento y cómo le controlarán el dolor después de operarlo

El día de la operación, el equipo de preparación (pre-operatorio) hará lo siguiente:

  • le pondrá una vía intravenosa (IV) a su hijo
  • le administrará, si es necesario, antibióticos a través de la vía para reducir el riesgo de infección

¿Qué ocurre durante una apendicostomía?

La mayoría de las apendicostomías se llevan a cabo usando dos o tres pequeños cortes y una cámara diminuta (laparoscopía). Generalmente, el cirujano hace lo siguiente:

  • crea una válvula en la base del apéndice para impedir las filtraciones
  • abre el extremo del apéndice y lo pega a la piel
  • revisa si hay alguna filtración
  • coloca un tubo en la apendicostomía para mantenerla abierta

Si a su hijo le extrajeron el apéndice o si su apéndice no es lo suficientemente largo, el cirujano fabricará un tubo con un trozo del colon de su hijo.

El cirujano suele extraer el tubo aproximadamente 2 semanas después de la operación y lo reemplaza por un tapón.

¿Qué ocurre durante una cecostomía?

Los médicos suelen usar una o más de estas técnicas mínimamente invasivas para hacer una cecostomía:

  • laparoscopía, lo que significa usar una cámara diminuta y hacer 2 o 3 pequeños cortes en el vientre
  • radiología intervencionista, donde el médico usa radiografías y otro tipo de imágenes a modo de guía
  • endoscopia, que usa una cámara que se introduce por el ano y el colon hasta llegar al ciego

Los pasos para hacer una cecostomía incluyen:

  • acercar el ciego a la piel del vientre del niño
  • hacer un orificio en la piel que llegue hasta el ciego
  • colocar un tubo provisto de tapa dentro de la cecostomía

El tubo con tapa:

  • mantiene abierta la cecostomía
  • impide que haya filtraciones o pérdidas desde el ciego
  • ofrece una buena vía de acceso para hacer los enemas

¿Puedo quedarme con mi hijo durante el procedimiento?

No. Se puede quedar con su hijo en la zona de preparación (preoperatorio) hasta que el equipo se lleve a su hijo al quirófano. Usted se quedará en la sala de espera mientras estén operando a su hijo y se reunirá con él en la zona de recuperación cuando termine la operación.

¿Cuánto tiempo dura una operación de enema anterógrado continente?

Las operaciones de cecostomía suelen durar menos de una hora. Las operaciones de apendicostomía suelen durar unas 2 horas. 

¿Qué ocurre después del procedimiento?

Su hijo permanecerá en el hospital durante 2 o 3 días. Durante este tiempo: 

  • Su hijo empezará a comer su dieta habitual.
  • El equipo médico que atiende a su hijo evaluará el funcionamiento del enema anterógrado continente.
  • Un enfermero con experiencia les enseñará, a usted y a su hijo, cómo usar el enema anterógrado continente.

Los médicos aconsejan sustituir el tubo de cecostomía cada 12 a 15 meses.

¿Cuáles son los riesgos de una operación de enema anterógrado continente?

Cualquier operación puede causar sangrados o infecciones inesperados. En muy pocos casos, estos problemas pueden poner en riesgo la vida. Para resolver algunos problemas, tal vez sea necesario hacer otra operación. 

Entre los riesgos de la apendicostomía, se incluyen los siguientes:

  • que persistan los problemas para mover el vientre (estreñimiento) o los accidentes relacionados con la defecación (incontinencia)
  • que el conducto de la apendicostomía sea demasiado estrecho o esté obstruido (estenosis o constricción)
  • filtraciones de heces, de líquido manchado de heces, mucosidades o gases. Esto puede ocurrir cuando un niño tiene diarrea debido a un infección viral.
  • escapes de pequeñas cantidades de líquido manchado de heces desde el ano del niño entre los enemas
  • apéndice visible en la abertura de la apendicostomía (prolapso mucoso)

Entre los riesgos de una cecostomía, se incluyen los siguientes:

  • que persista el estreñimiento o los accidentes relacionados con la defecación
  • filtraciones de heces, de líquido manchado de heces o de gases alrededor de la cecostomía
  • escapes de pequeñas cantidades de líquido manchado de heces desde el ano del niño entre los enemas
  • formación de un tejido rojo y abultado alrededor de la abertura

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Las mejores maneras de ayudar a su hijo son las siguientes:

  • Seguir las instrucciones del equipo médico que lo atiende.
  • Preguntar sobre cualquier instrucción que haya recibido para cuidar de su hijo en casa y que no le quede clara. 
  • Tener presente que su hijo necesitará tiempo para acostumbrarse al enema anterógrado continente. Usted también necesitará probar varios tipos diferentes y cantidades diferentes de líquido de enema para saber qué funciona mejor con su hijo.

Después de que el cirujano extraiga el tubo de la apendicostomía de su hijo:

  • Pase un tubo a través de la apendicostomía cada día para mantenerla abierta.
  • Esté pendiente de la aparición de posibles problemas.

Después de que el médico les indique que pueden empezar a usar la cecostomía:

  • Revísela y límpiela todos los días.
  • Converse con el equipo médico que atiende a su hijo sobre cualquier problema que tenga con la cecostomía. 

¿Qué más debería saber?

La incontinencia fecal, independientemente de cuál sea su causa, altera a cualquier niño. Afecta a su calidad de vida y puede ser embarazosa, sobre todo si el niño tiene accidentes relacionados con el control de esfínteres. Esto puede hacer que los niños se aíslen, tengan depresión, problemas de comportamiento y problemas de rendimiento en la escuela. El hecho de mancharse la ropa debido a estos accidentes puede hacer que los niños sean el blanco de acoso escolar o bullying.

Un enema anterógrado continente puede ayudar a acabar con la incontinencia fecal. Pero, como los niños con un enema anterógrado continente no mueven el vientre como los demás niños, pueden seguir teniendo problemas de tipo emocional. Ayude a su hijo a centrase en las ventajas del enema anterógrado continente, como las siguientes:

  • Un enema anterógrado continente puede minimizar y hasta evitar los accidentes relacionados con los movimientos de vientre.
  • Los niños se sientan en el inodoro para mover el vientre.
  • Los niños que llevaban pañales tal vez ya no los necesiten más.
  • Puesto que los enemas se pueden programar, los niños no se tienen que preocupar por usarlos cuando no estén en casa.
  • Un enema anterógrado continente puede hacer que las actividades extraescolares de los niños sean más fáciles de manejar y hasta permitirles dormir fuera de casa.
  • El botón o tapón no se nota porque queda tapado por la ropa. Además, los niños pueden usar botones llenos de colorido que no parezcan dispositivos médicos sino divertidos adornos.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al equipo quirúrgico de su hijo si ocurre lo siguiente:

  • Su hijo tiene escalofríos o fiebre superior a 101 ºF (38.3 °C).
  • Percibe un problema en la apendicostomía:
    • No puede insertar el tubo.
    • La zona que hay alrededor de la abertura está más roja o es más sensible al tacto que cuando la vio el cirujano por última vez.
    • Tiene filtraciones de heces o de un líquido oscuro.
  • Percibe un problema en la cecostomía:
    • La zona que hay alrededor de la abertura está más roja o es más sensible al tacto que cuando la vio el cirujano por última vez.
    • Se producen filtraciones de heces o de líquido oscuro desde la cecostomía.

De cara al futuro

Usar y revisar un enema anterógrado continente puede ser todo un desafío. Pero no tiene que afrontarlo a solas. El equipo médico que atiende a su hijo tiene respuestas y lo puede conectar con recursos que los puedan ayudar. 

También puede encontrar apoyo en línea en:

Fecha de revisión: abril de 2019