[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Cinco cosas que quieren saber las niñas sobre la menstruación

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
  • Listen
      mp3

1. ¿Cómo le digo a mi mamá o a mi papá que ya me ha venido la menstruación?

Es normal tener un poco de vergüenza al compartir esta noticia. En algunas familias, hablar sobre cosas relacionadas con el cuerpo es de lo más normal. En este tipo de familias, ¡hasta es posible que salgan a cenar para celebrar que ya tienes la "regla" o la menstruación! 

A otras familias les gusta llevar estas cosas más en privado, de modo que una niña podría no saber exactamente qué decir ni a quién contárselo. 

Pero esta es una noticia que debes compartir, por lo menos con un adulto de tu familia. Podrías llevar a un lado a la persona y decírselo con claridad: "Hoy me ha venido mi primera menstruación" o "Ya tengo el período". ¿Me puedes ayudar a conseguir algo para ponerme?"

Si tus hermanos o hermanas lo descubren, podrían meterse un poco contigo. Basta con que les digas que eso significa que te estás haciendo mayor. 

2. ¿Cómo funcionan los tampones?

A diferencia de las compresas, que absorben la sangre después de que salga de la vagina, los tampones se introducen en la vagina. Un tampón está fabricado con un material blando y suave, que lleva un cordel que permite extraérselo fácilmente. La abertura de la vagina se encuentra entre la uretra (por donde sale el pipí) y el ano (por donde salen las cacas). 

Puedes tardar un poco de tiempo en acostumbrarte a usar tampones. Los aplicadores de tampones pueden ser de plástico o de cartón, y puedes usar el que más te guste. Cada caja de tampones viene con un folleto de instrucciones donde se explica cómo se introduce el tampón en la vagina. 

Los tampones vienen en diferentes niveles de absorción. Prueba a empezar con tampones regulares y luego cambia a otros si lo necesitas. Deberás cambiarte el tampón cada 4 a 8 horas o cuando esté empapado de sangre. 

Si alguna vez te da la sensación de que un tampón se te ha "atascado" dentro de la vagina, solo se tratará de algo temporal. Los tampones no se pueden perder dentro de la vagina porque no hay ninguna otra salida, aparte de la abertura de la vagina. Relájate y espera unos minutos, y luego deberías podértelo quitar. 

3. ¿Puedo nadar cuando tenga la menstruación?

Nadar cuando tengas el período no es ningún problema. Pero deberás usar un tampón mientras nades para no manchar de sangre el bañador. Las compresas no sirven para nadar porque se empaparían de agua. El tampón no se te caerá si te lo has introducido correctamente en la vagina, o sea que ¡anímate y métete en el agua! 

Los tampones también pueden ir bien para las niñas que hagan ejercicio o practiquen deporte cuando tengan la menstruación. Aunque también se pueden usar compresas, estas se notan más y pueden resultar más incómodas mientras se hace deporte. 

4. ¿Qué pasa si no tengo compresas ni tampones a mano?

Si te ocurre eso, he aquí algunas opciones: Pide prestado un tampón o una compresa a una amiga, compra un tampón o una compresa en una máquina dispensadora de un lavabo, visita la enfermería si estás en la escuela, o llama a tu casa para que tu mamá o tu papá te traigan lo que necesitas. Si estás desesperada y tratando de evitar que se te manche la ropa, puedes doblar varios pañuelos desechables o papel higiénico y colocarlos dentro de tu ropa interior. Eso no te durará mucho tiempo, o sea que necesitarás conseguir una compresa o un tampón lo antes posible. 

Si te pones nerviosa al tener que pedir un tampón o una compresa en la enfermería de la escuela, a un profesor o a otro adulto, escríbelo en una hoja de papel o usa palabras en clave. Por ejemplo, puedes hablar sobre "esos días del mes" o decir que necesitas "repuestos de uso personal". Y algo todavía mejor es que tengas algunos tampones o compresas en la mochila, en tu casillero o en la bolsa de gimnasia. 

5. ¿Qué pasa si la sangre me mancha la ropa interior y el pantalón?

¡Oh, no! Te has manchado de sangre la parte posterior del pantalón: ¿qué puedes hacer? Es algo que les ocurre prácticamente a todas las niñas en algún momento de su vida. A veces ocurre cuando no estás en casa, o sea que no puedes cambiarte de ropa inmediatamente. Pero si llevas un jersey o una chaqueta, te los puedes quitar y atártelos alrededor de la cintura. Luego consigue un tampón o una compresa nuevos para que la sangre no te manche más el pantalón. 

Cámbiate en cuanto puedas. Deberás enjuagar la ropa interior y el pantalón con agua fría lo antes posible. A veces, la mancha sale enseguida y a otras veces no. Para evitar este problema, cámbiate de compresa o de tampón regularmente y lleva de más en tu mochila o ten repuestos en tu taquilla. 

Para tener una protección adicional los días en que pierdas más sangre, algunas niñas usan tampón junto a una compresa o ropa interior absorbente. También te puede ir bien vestirte con ropa interior y pantalones oscuros cuando tengas la menstruación. 

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: enero de 2020